En el post de hoy hablamos sobre como maquillarse para una entrevista de trabajo. Ante estas circunstancias es normal intentar dar la mejor impresión posible al entrevistador. Pero a veces, sobre todo las mujeres, podemos cometer el error de los excesos en nuestra apariencia.
Tenemos que recordar que los excesos distraen al entrevistador. Hacen que se concentren en ese aspecto concreto y no se den cuenta de otras cosas más importantes. Es injusto, pero es así.
La forma en que nos maquillamos, vestimos e incluso perfumamos están transmitiendo algo al entrevistador.

Cómo maquillarse para una entrevista de trabajo

A continuación podrás ver una serie de preguntas que son muy comunes que te hagas:

¿Qué maquillaje funciona bien para una entrevista, y cuáles no?

La clave para maquillarse es que parezca lo más natural posible. Y por encima de todo, evita experimentos. Debes ir a lo que controlas. Si normalmente llevas los labios rojos, continúa usándolos. Pero si no estás acostumbrado, evítalo. Porque puedes cometer el error de fortarte los labios o ensuciarte los dientes.

¿Cuál es la mejor manera de proyectar el profesionalismo con tu peinado?

Personalmente, soy un gran fan de conseguir una explosión. Me da ese impulso adicional de confianza antes de llegar a la reunión. El peinado que te haga sentir segura de ti misma es el adecuado. No lo dudes.
Lo importante es no toquetear constantemente el pelo, porque da señales equivocadas. Si tienes costumbre de esto y no eres consciente. Lo mejor será que te lo recojas en un moño o coleta alta.

¿Son realmente los detalles tan importantes?

Muchas personas están tan centradas en como contestar las preguntas o en su aspecto, que olvidan pequeños detalles. Como llevar los zapatos limpios, el bolso rasgado.
Son detalles que debes cuidar, porque denota que eres una persona detallista, que cuida todos los aspectos. Esto puede aplicarse al metodismo en el trabajo.

¿Qué dice nuestro perfume?

Cuando te apliques el perfume, asegúrate que es una selección útil. Un perfume demasiado fuerte puede ser molesto y uno dulce, empalagoso. Intenta que sea fresca en verano.