Si tenemos suerte de pasar los filtros en un proceso de selección nos llamaran. La llamada para la entrevista es uno de los pasos más importantes del proceso. En la primera llamada el entrevistador ya va a conocerte. Tu trabajo previo ahora dará sus resultados.
En el post anterior hablábamos sobre la necesidad de adaptar cada currículum a la oferta. Al hacer esto estamos desarrollando la habilidad de destacar nuestras cualidades según determinados escenarios. Nos conocemos más. Esquematizamos nuestras habilidades y capacidades. Esto además de aumentar el éxito en nuestra búsqueda nos hace conocernos mejor.

llamada

La llamada para una entrevista de trabajo

Al no enviar tu CV a miles de empresas de golpe, es más fácil recordar a quién les has enviado tu CV. Por lo tanto no te cogerá desprevenido. La persona que te llame tomará ya buenas referencias de ti porque te acuerdas de su oferta. Sentirá que te tomas enserio su oferta y que no la has elegido por elegir. Sabrá que estás realmente interesado en ellos.
No es el fingido “si, si, ya me acuerdo” y por dentro estás dudando de cuál de las 200 empresas será la que te ha llamado hoy. Todo esto nos ayudará a que cuando estamos en la entrevista nos cojan menos desprevenidos.
Esto hace que estemos menos nerviosos y transmitamos cercanía y tranquilidad. Es importante mostrarse seguro de si mismo, incluso cuando estamos hablando por teléfono y no nos pueden ver.
Tras la llamada, conoceremos un poco más a la empresa.  Sabemos el sector de actividad, lo qué nos van a pedir exactamente y veremos si realmente nos interesa. Como sabéis hay ofertas que se alejan un poco de la realidad. Es mejor que seamos sinceros y que si no nos interesa digamos educadamente que no. Si fingimos que nos interesa, tened por seguro que en la entrevista se nos notará y seremos rechazados. Evitaremos perder nuestro valioso tiempo y nos enfocaremos a otros asuntos más valiosos.
Después de todo esto, podemos buscar información adicional de la empresa. Si podemos encontrar su política de recursos humanos, opiniones, sector de actividad y posición, etc.

Autoconfianza y motivación

Finalmente, recordarte siempre: muéstrate seguro de ti mismo. Si ya has llegado hasta la llamada es que realmente vales. Has pasado un filtro de cientos de personas. Es el momento de creer en uno mismo y en nuestras posibilidades.