Análisis DAFO aplicado a las entrevistas de trabajo

Una vez hemos recibido la llamada de trabajo y concertado la cita debemos prepararnos.

Como decía en el post anterior, conviene buscar en internet un poco acerca de la empresa que nos ha contactado. El primer error de una entrevista de trabajo es no ir preparado.

Consejos para prepararse para la entrevista de trabajo

La entrevista es más una habilidad que una entrevista. La habilidad de demostrar con palabras nuestra valía. Y al igual que con las habilidades, la preparación y la práctica nos hace mejorar día a día. Esto es tan importante que una buena preparación puede ser la diferencia entre conseguir un trabajo o ser rechazado.

En las primeras entrevistas es normal que estemos nerviosos. No es algo a lo que estemos acostumbrados. Así que paciencia y no te frustres. Cada rechazo solo te hace aprender un poco más.

Realmente, no  existe un modelo ideal de hacer una entrevista que te lance al éxito. Pero si hay existen estrategias específicas que pueden ayudarte.

El análisis DAFO

El primer paso para la preparación es la evaluación de las propias capacidades, intereses, valores y logros. Una re-evaluación y actualización de nuestros conocimientos. Es importante hacernos un análisis DAFO.

El análisis DAFO se usa en las empresas para conocer las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Este análisis  combina factores que puedes controlar tú y por tanto puedes potenciar, o tratar de evitar  como son las Fortalezas y Debilidades. O bien por el contrario son incontrolables. Es decir, del propio entorno. Son las Oportunidades y Amenazas, que factores debes evitar o bien puedes aprovechar.

FORTALEZAS

Para ayudar a entender tus fortalezas tienes que imaginarte como un producto competitivo en el mercado. Piensa en todo aquello que te diferencia del resto. Ejemplos de fortalezas son: Habilidades en la gestión de proyectos, capacidad de mejorar proyectos existentes. Capacidad de hablar ante grandes audiencias, etc.

DEBILIDADES

Una debilidad personal son características propias a mejorar. Se sincer@ y piensa si eres por ejemplo:  Desorganizado, o te incomoda hablar en público, tienes tendencia a posponer tus tareas, tienes dificultad para concentrarte, etc.

OPORTUNIDADES Y AMENZAS

Puedes compararte con otros productos. Es decir, con otras personas que van a presentarse a la misma entrevista que tú. Juzga esas posibles amenazas y trata de superarlas. Lo mismo para las oportunidades. Aprovéchate de ellas para destacar. Ejemplos:

Amenaza: Otros candidatos tienen más estudios o están más capacitados, idiomas, experiencia, su capacidad de oratoria, uso de herramientas tecnológicas más completas, etc.

Oportunidad: Valora tus estudios, idiomas, intenta mejorar en la medida de lo posible. Busca ayuda para poder hacer mejores presentaciones, interésate por las herramientas tecnológicas mediante cursitos, etc

 

Imagen: ibertrabajo.com