Mi contrato está llegando a su fin ¿Y ahora qué?

Es inevitable, cada contrato tiene un final y cuando este se aproxima, el trabajador no puede evitar pensar en su futuro incierto. En qué será de ellos. El primer consejo que te doy es el de no venirse abajo. Será un momento de reflexión para renovarte como persona y como profesional. Puedes aprovechar para reciclar conocimientos o dedicarte a hacer cosas que por trabajo no podías combinado con la nueva búsqueda. Si conseguiste trabajo una primera vez, lo volverás a hacer. Pero siempre va bien un pequeño empujón.

Para evitar hundirse en este momento, en ocasiones, tan abrumador, te dejo unos consejos que debes seguir antes de que tu contrato expire.

Consejos para hacer frente al final de contrato

Conoce a tu superior

Programa una reunión uno a uno para charlar con tu superior o con el encargado de RRHH. Para intentar negociar una ampliación de periodo o incluso para reubicarte en otro puesto de la empresa en el que puedes resultar más productivo.

Cuanto más sepa tu superior o el reclutador de RRHH, más pueden ayudarle a encontrar un “ajuste”. Programar estas reuniones con al menos 4 semanas de antelación es clave.

Se honesto

Cuando busques trabajo se honesto contigo mismo y con los reclutadores. Se honesto si no estás disfrutando de tu puesto actual para evitar repetir tus errores. No te lanzas a aceptar cualquier cosa. Un trabajado infeliz es muy improductivo.

Actualiza tu currículum

Puedes ir a centros de orientación laboral para ayudarte a redactar un CV y buscar un nuevo empleo. Cuando el final de tu contrato esté próximo, intenta ir actualizando tus redes laborales y el Currículum.  Al estar todavía trabajando, la redacción de tus competencias es más fácil.

Asistir a eventos de networking

Ve a los diferentes eventos de marketing relacionados con tu sector de actividad. En ellos conocerás profesionales y por eso mismo, siempre suelen haber ofertas de trabajo interesantes. Además, vas a aprender y conocer a profesionales de la industria y ampliarás tu red.

Por último, no olvides mantenerte firme, optimista. La vida de golpea pero no te mata. Debes enfrentarte a esto como ya lo hiciste anteriormente.

Tu recompensa llegará.